Make your own free website on Tripod.com


CLASIFICACION DE LAS AVES


Estrucioniformes: Las aves pertenecientes a este orden son las de mayor tamaño entre las actuales, pues miden más de 2 metros de altura. El tronco es fuerte y presenta coloración negra en los machos y parda en las hembras. La cabeza y el cuello carecen de plumas en los individuos adultos. Las patas son largas y vigorosas, desnudas incluso en los muslos, y están provistas de dos dedos, siendo el interno el más grande. Las alas y la cola están cubiertas por grandes plumas. Aunque están incapacitadas para el vuelo, son veloces corredoras y en sus carreras pueden dejar atrás al más ágil corcel. Comprende en la actualidad una familia con un género y una especie. Vive en llanuras semidesérticas y en sabanas arbóreas y arbustivas de gran parte de Africa.

Apterigiformes: Orden de aves de tamaño aproximado al de una gallina, de cuerpo robusto y cabeza pequeña con el pico largo y delgado, en cuyo extremo se abren los orificios nasales. Las patas son macizas, provistas de cuatro dedos (el primero de ellos muy corto) con uñas muy desarrolladas. El plumaje es uniforme, y carecen de cola. Comprende un solo género, con 3 especies exclusivas de Nueva Zelanda.

Reiformes: Orden de aves con gran parecido con las Estrucioniformes, pero son de menor talla y ostentan en sus patas tres dedos en lugar de dos. No vuelan, pero son excelentes corredoras. El orden comprende la familia Reidos, con un solo género y dos especies: el ñandú común y el ñandú de Patagonia, que viven en Sudamérica, desde Brasil hasta la Patagonia.

Casuariformes: Este orden comprende aves de gran talla, incapaces para el vuelo pero excelentes corredoras. Son inconfundibles con las pertenecientes a los órdenes cercanos, como los Estrucioniformes y los Reiformes. Las patas son robustas y ostentan en sus pies tres dedos. Las alas son muy cortas. Son propias de Australia, Nueva Zelanda e islas adyacentes. Comprende dos familias: los Casuáridos y los Dromiceidos. La familia Casuáridos comprende tres especies con numerosas razas: casuario de Ceram, casuario de Salvati y casuario de Bennet, el menor de género, que vive en Nueva Guinea. La familia Dromiceidos comprende solamente una especie: el emú o avestruz de Australia.

Podicipediformes: Orden de aves que comprende la familia Podicipítidos, con varios géneros y un total de veinte especies entre las que destacan los somormujos y los zampullines, de distribución cosmopolita a excepción de la Antártida.

Gaviiformes: Orden de aves que comprende una sola familia, Gaviidos, con un solo género y varias especies de distribución holoártica. Es característica en estas aves la posición de los miembros inferiores, situados detrás del esternón y muy próximos a la cola, que dificulta sus desplazamientos por tierra firme. Sin embargo, son excelentes nadadoras y buceadoras, pudiendo permanecer sumergidas hasta un minuto y medio. El cuerpo es grande en comparación al tamaño de las alas. Aunque el arranque de vuelo es dificultoso, pueden alcanzar velocidades de hasta 80 km por hora.

Esfenisciformes: Las aves pertenecientes a este orden son marinas. No son aptas para el vuelo, pues sus huesos son compactos y pesados. Las alas son largas y anchas, con una sola articulación, en el omóplato, y las utilizan a modo de remos. Las patas actúan como timón. Estas características convierten a estas aves en excelentes nadadoras, tanto por la superficie como sumergidas. El cuerpo se halla recubierto de un denso plumaje y de un panículo adiposo muy espeso que les permite soportar temperaturas muy bajas. Caminan erguidos y con movimientos poco ágiles; para adquirir mayor velocidad se tumban sobre su vientre y se deslizan con ayuda de sus patas. Este orden comprende la familia Esfeníscidos, con 6 géneros y unas 17 especies; todas ellas propias del hemisferio Sur (costas del Antártico, Africa austral, Australia meridional y Nueva Zelanda), excepto una que habita en la zona del Ecuador, en las islas Galápagos.

Procelariformes: Orden de aves eminentemente oceánicas, cuya característica más destacada es la situación de los orificios nasales, los cuales están ubicados en los extremos de unos tubos que se abren al exterior en la ranfoteca. Atendiendo a esta peculiaridad, en las clasificaciones antiguas se les denominaba Tubinarias. Tienen el cuerpo robusto y las alas muy desarrolladas en longitud, pero bastante estrechas. Ostentan 4 dedos en los pies de los cuales los 3 anteriores son palmeados, quedando libre el posterior. El plumaje es abundante y espeso y la tonalidad varía de claro a más oscuro según las especies. Comprende varias familias: Diomedeidos (albatros), Proceláridos (petreles, pardelas y fulmares), Hidrobátidos (paíños), etc.

Pelecaniformes: Este orden comprende aves acuáticas de aspecto muy variado, aunque con características comunes. Son de plumaje denso, alas grandes y sacos aéreos muy desarrollados. El pico es largo y robusto, y los dedos de los pies están unidos por fuertes membranas. Habitan en el mar y en aguas dulces. El orden comprende seis familias: Fetónidos (rabijuncos), Pelecánidos (pelícanos), Súlidos (alcatraces y piqueros), Falacrocorácidos (cormoranes), Anhíngidos (patos aguja), Fregátidos (rabihorcados o fragatas).

Ciconiformes: Las aves pertenecientes a este orden tienen el cuello y el pico muy largos; las patas son también muy largas y tienen los dedos bastantes desarrollados y unidos por una membrana o totalmente libres. Los ejemplares de ambos sexos presentan caracteres similares, aunque a veces los machos ostentan adornos en la época de celo.

Anseriformes: Orden de aves caracterizadas por presentar en los bordes internos del pico unas laminillas duras y córneas que tienen la función de filtrar del agua o limo las sustancias alimenticias en suspención. La lengua es una masa carnosa, que consiste en un tejido cartilaginoso recubierto por un epitelio con papilas gustativas y erizado de espinas córneas. Son buenas nadadoras y sus plumas son impermeables al agua. Durante el verano pierden las rémiges primarias y se hallan incapacitadas para el vuelo hasta que les crecen de nuevo. La mayoría de estas aves construyen nidos en el suelo, aunque algunas especies lo hacen en los árboles. Los polluelos son nidífugos y de desarrollo precoz. El orden comprende la familia Anátidos con 150 especies aproximadamente.

Falconiformes: Este orden incluye aves de rapiña diurnas. Son de cabeza robusta y pico curvo con bordes cortantes. Las patas son largas y desnudas o recubiertas por plumas hasta la base de los pies, y provistas de fuertes y afiladas garras. Las plumas remeras de las alas son rígidas y fuertes, lo cual permite a estas aves realizar vuelos de larga duración. El plumaje no presenta grandes diferencias entre ambos sexos. Son depredadoras y carroñeras. Anidan en los árboles o sobre rocas. Las crías son nidófilas y nacen cubiertas por un denso plumón; dependen exclusivamente de sus progenitores. Su distribución es mundial, a excepción de la Antártida y de Polinesia. El orden comprende algo más de 300 especies divididas en las siguientes familias: Catártidos (cóndor, buitre papa, zopilote), Aciprítidos (buitres, águilas, quebrantahuesos), Falcónidos (halcones), Sagitáridos (pájaro secretario).

PAGINA TODAVIA EN CONSTRUCCION


Copyright © 2002 Naturaleza.com.ar de Martin Prestia. Reservados todos los derechos.

EMail: naturaleza@data54.com